2009-03-31

Ser periodista

A sabiendas de que me está costando más de lo habitual preparar el próximo post del blog, y por haberme encontrado este texto tan bonito sobre el periodismo, publico esta entrada casi como un entreacto, firmado por el periodista gasteiztarra Aratz M. Goikoetxea. El artículo fue publicado en la revista Euskal Etxeak, en el número de Abril de 2008. Goikoetxea se licenció en periodismo por la UPV-EHU, y desde 2005 está vinculado a Radio Vitoria.

Dedicado a tod@s l@s colegas de profesión.

"Ser periodista"


Hace varios años, cuando aún estaba estudiando la carrera de periodismo, una joven reportera que había informado sobre la última guerra de Irak desde el famoso Hotel Palestina de Bagdad me dijo: «ser periodista es complicado, pero si decides serlo también será lo único que podrás ser». Han pasado varios años desde entonces. He acabado los estudios. He sufrido la crisis post-carrera, desesperado por encontrar un trabajo, aunque no fuera ni digno de mí ni digno de la profesión a la que quiero dedicarme de por vida. He conocido esos estadios, hasta que por fin tuve mi oportunidad.

Entré en aquella redacción de Radio Vitoria que en su día me pareció inmensa, y que ahora es tan mía como de quienes llevan allí la mitad de su vida, y quedé fascinado. Observaba atentamente a mis, desde entonces, compañeros. Los admiraba y aún los admiro. Algunos de ellos han sido y son para mí ejemplos a seguir. He trabajado codo con codo con ellos, y desde el primer día puedo decir, con orgullo, que me trataron de igual. Incluso realicé tareas que supuestamente estaban designadas a los veteranos. La radio, el medio que conozco, me ha dado todo. Lo bueno, y lo malo. Y he vivido experiencias que me han reafirmado una vez más en lo que ya decía Gabriel García Márquez: que escogí la mejor profesión del mundo. Una profesión devaluada por programas de televisión disfrazados de reporterismo amarillo. O, lo que es peor, por periódicos conspirativos al servicio de intereses políticos. Un periodismo que no he aprendido en las aulas y que, por ética, no ejerzo. Y eso que hay días en que uno se cuestiona todo, incluidos los principios.

Sí, hay días que todo sale mal, que se acaban las ideas, que todo se tuerce, que nada sale como estaba previsto, que discutes, que metes la pata, que se te escapa un dato importante, que te quedas en blanco en antena. Esos días que piensas que te equivocaste, que realmente no sirves para esto. Pero al final del día, siempre hay algo que te devuelve la ilusión. Un gesto, una palabra, una llamada de un oyente, el guiño de tu jefe, el aliento de tus compañeros. Sí, ser periodista es complicado, pero es cierto que una vez que decides serlo, es lo único que puedes ser.

Aratz M. Goikoetxea

7 comentarios:

100ate dijo...

Bonito artículo y mi enhorabuena para Aratz. Es algo maravilloso estar convencido de que se está en el mejor lugar (en este caso profesión) del mundo.
Así, trabajar es un placer y tu trabajo lo harás con pleno sentido.
Puedo decir lo mismo de mis profesiones y creo que somos muy afortunados.

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho y, además, es un aliciente para seguir trabajando duro hasta llegar a donde quieres. En tu profesión, sobre todo, con los tiempos que corren está difícil, pero tú con este pedazo blog y lo bien que se te da, seguro que también lo consigues.

Jone dijo...

Zurea ez dan arren, sano artikulu polita jarri dozu blogean. Eta ez pentsa, kazetarientzat ezeze doktoradutza hasten dagoen "soziologo-antropologo"entzat be bada baliogarria bertan esaten diranak. Bada gure "profesioa" maite dogunon artean halako lotura garden bat, ikusi barik sentitu egiten dana eta bizitzako egunerokotasunari magia kutsua emoten deutsona. Bizitza maite dot, hasi astelehen goizeko 6:20an eta amaitu domeka gaueko 23:30etan!!

Amaia dijo...

Batzutan pentsau izen dot ia benetan honetarako balixo ete doten, ia zertan nabilen holako kontuetan, baña beste batzutan konturatu naz kriston satisfaziñua sentitzen dotela neuk ikusi doten hori bestiei kontatzen, ahalik eta zintzuen, protagonistek kontau dosten hori, sentidu doten hori transmititzen.
Orduen konturatzen naz, baietz, ondo ein nebala kazetaritza aukeratzen, ta momentuen eneukela jakingo beste zeozetan jardutia gustauko ete iaten.

Sugandila dijo...

Muchas gracias por comentar en el blog. Opino que vosotr@s. Eta jonek eta Amaiak esandakoagaz erabat ados be. Hitz politak zuenak, ze pena artikulua nire ez izana :D Goxatu zuen lanbideekaz!
PD: amaia, jaja, baina zu pixkat zeharka heldu zinen kazetaritzara, jaja, tituludunei lana kentzen. jaja, broma da, besarkada bat amaiatxou!

Aratz dijo...

La verdad es que me ha hecho gracia leer estos comentarios al artículo. Sigo convencido de que la mejor profesión del mundo es ésta a la que me dedico. Pero es una convicción personal de saber que no me he equivocado de elección. Si uno no lucha por lo que cree, está acabado.

Gracias por los post.
Aratz M. Goikoetxea

Sugandila dijo...

Vaya honor tener al autor de la carta comentando el post. Ondo etorri blogera, y coincido plenamente contigo... solo los que nos dedicamos a estos sabemos que es la mejor profesión del mundo, sin desprestigiar ninguna otra. Besarkada bero bat Aratz.